3 lugares donde debes acudir para triunfar

Según Francisco Alcaide, el autor del Best Seller Aprendiendo de los mejores, afirma que lo que necesitas para triunfar está en tres sitios: libros, experiencias incómodas y personas que ya han llegado donde tú quieres llegar. Personalmente creo que es eso, junto a una fuerte convicción de poder crear ese éxito al que aspiramos. 

Y… ¿por qué allí es donde hay que buscar? 

  • Libros

El éxito no es otra cosa que conocimiento en acción. Para hacer algo hay que saber cómo hacerlo, y eso tiene que ver con el aprendizaje. Una de las mejores formas de aprender es acudir a los libros: leer y releer hace pensar, recordar, afianzar, memorizar. Las ideas, para que nos sean útiles, hay que interiorizarlas hasta que formen parte de nosotros. Por esta razón, los libros no se leen, se estudian, y lo que cambiará tu vida es fijar esas ideas en tu interior y ¡pasar a la acción!

  • Experiencias incómodas

Los libros te permiten saber qué hay que hacer, pero saberlo no implica hacerlo bien. Eso se consigue con entrenamiento: exponiéndose a la realidad, viviéndola y sufriéndola. Haciendo aquello que nos da miedo hacer o que no nos apetece hacer. Crecimiento y comodidad son incompatibles. Sabes que estás avanzando en la vida cuando estás incómodo, porque si estás cómodo, amigo mío, es sinónimo de estancamiento. 

  • Mentores

Son personas con experiencia que han recorrido aquel camino que a nosotros también nos gustaría vivir y con el que tener éxito: a la hora de invertir, crear empresas, liderar, negociar o vender. Tener a un mentor o guía nos ahorra tiempo, energía y esfuerzo a la hora de conseguir nuestras metas. Son un factor acelerador para avanzar y crecer. Identifica quién o quiénes son las personas que te inspiran y empápate de su historia, trayectoria y datos útiles que te pueden ayudar a crecer. 

  • Poder interior

El poder de creer en ti y en tus capacidades es una de las claves importantes para conseguir tus metas. No existe mayor seguridad ni mayor nivel de confianza que el que te aportas a ti mismo. Nunca es tarde para aprender a hacerlo: convierte tus debilidades en fortalezas y confía en que lo puedes hacer. 

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar